sábado, 5 de abril de 2008

Triste el Destino de la Coma

Al reencarnar en un signo de puntuación espero que los cielos se apiaden de mi y no me condenen a la triste vida de una coma, pudiendo ser un punto. Pues la coma no tiene poder de decisión. Puede estar en medio de una oración o multiplicada en una enumeración, pero siempre es simplemente una coma.


En cambio el punto, rey de la puntuación, puede escoger su destino. Un punto de perfil bajo será un "Punto y Seguido", un punto de carácter será "Punto y Aparte" y un punto firme será un "Punto Final".


Incluso los punto amantes de la intriga puede asociarse y ser puntos suspensivos. Pero las comas no pueden asociarse, no tiene sentido. En el mejor de los casos pueden aspirar a juntarse con un punto y conformarse con ser los segundos en cartelera cuando todo el mundo vea a "Punto y Coma".


Pero nadie pone "las comas sobre las i-es" ni "toman de coma" a alguien. El punto es siempre el protagonista. El gran malcriado por las multitudes.


Pero ahora, mitad por rebelde y mitad por miedo a ser una coma en la próxima vida, de un plumazo desafío las reglas de la ortografía y termino mi texto con una coma final. Por que no podré cambiarle la vida a todas las comas del mundo, pero al menos se la alegraré a una de ellas,

5 comentarios:

José dijo...

Y las íes con acento, no cuenta como coma? í...

Me hizo pensar que la ce trencada del catalán (o cedilla como se llama en castellano) en el que la coma se hizo de algunas letras. También no dejemos de citar el caso de la ş (ese con cedilla) usado en lenguas túrquicas. En estas lenguas el punto perdió varias batallas, porque hay dos íes, la i con punto (i,İ) y la i sin punto (ı,I). Siguiendo con la santa wikipedia, resulta que en rumano la coma se apoderó de letras como la ţ.

En otros idiomas, a la coma no le va tan mal, diría yo.

Adrian dijo...

Por algo se llaman signos de puntuación
Igual, con la cantidad de comas que yo uso por oración, creo que las reivindique :p
Ah, te falto cuando los puntos se agrupan de a dos en :

Angel Gris dijo...

Si tenemos en cuenta que casi 1/4 de la población mundial habla Mandarín, Español o inglés, el avance de las comas en en lenguajes como el rumano, que no figura ni entre los 20 idiomas más hablados, es casi insignificante.
Es verdad que me olvidé de los dos puntos, pero tal vez sea mejor así. No vaya a ser que la iglesia censure mi entrada por considerar que apoyo el concubinato y las parejas que viven en pecado. Y si consideramos que los dos puntos pueden ser una pareja homosexual (no así la pareja formada por EL punto y LA coma), me agarra la inquisición y me mandan derecho a la hoguera!

Adrian dijo...

jaja, habia pensado algo como lo que decis respecto de los dos puntos (ya que uno esta encima del otro), pero no lo hubiera relacionado con que los dos son masculinos :p

Gonzalo dijo...

yo también pensé (a pesar de los artículos que los identifican) que el punto era femenino y la coma masculina... si la coma hasta tiene un pedacito extra...