jueves, 5 de abril de 2007

Historia de Pascuas

Nota: El siguiente texto podría ser ofensivo para personas de religión católica. Si el tratar ciertos temas católicos la nubla razón y le provoca unas ganas irrefrenables de entrar en interminables discusiones sin sentido, le recomendamos no leer éste artículo. La vida de su monitor podría correr peligro. Por su atención y comprensión muchas gracias.


En el Jueves Santo Jesús tuvo su última cena acompañado por sus discípulos y un montón de paparazzis que los pintaron en aquel memorable momento. Quizás el paparazzi que mejor lo hizo fue Leonardo da Vinci que supo aprovechar su buena colocación frente a la escena y logró que los discípulos se sentaran 6 a cada lado de Jesús para que la imagen fuese más equilbrada. Nadie puede descifrar porqué en lugar de sentarse todos en el mismo lado de la mesa no lo dejaron a Jesús en la cabecera y se sentaron 6 a cada lado para aprovechar mejor la superficie de la mesa.


Para el Viernes Jesús ya había sido arrestado, condenado y fue crucificado. Ésto demuestra una envidiable eficiencia en el accionar policial y jurídico. Si hoy tuviesen que detener a Jesús se pasaría un par de años en carcel antes de que salga su condena, después saldrían los de derechos humanos a decir que la crucificción esto y que las condenas a muerte lo otro, y Jesús se ganó un par de meses mas de vida. Cuando finalmente deciden matarlo ya nadie se acuerda porqué lo habían condenado y la ejecución tiene menos público que el ¿nuevo? programa de Tinelli.


El Sábado tipo que pasó sin penas ni glorias. Los familiares, conocidos y allegados de la víctima se hicieron presentes en el lugar donde yacía el obsiso y dieron sus salutaciones a la madre (¿y a la viuda?) del mismo quien permanecía en compañía de Juan, uno de los amigos del difunto.


Y al tercer día resucitó entre los muertos. Habiendo muerto el Viernes, el Sábado fue el primer día, el Domingo el segundo y entonces resucitó el Lunes. Pero como turísticamente conviene que la fiesta sea el Domingo, para que el fin de semana no sea por de más largo, lo hacemos resucitar el Domingo. Si corremos todos los feriados para el Lunes, ¿por qué no correr un milagro menor?.


Lo que los historiadores no han logrado aclarar todavía es si lo que Jesús tenía bajo el brazo a la hora de volver del más allá, al mejor estilo Víctor Sueiro, era un huvito o un conejo. Lo cierto es que era de chocolate. Se lo entregó a sus discípulos y se elevó a los cielos en una maniobra aprendida del mismísimo David Copperfield.


Todo ésto sucedió en la isla que ahora conocemos como Isla de Pascuas. Lugar donde nacen y se añejan los Viejitos Pascueros.

6 comentarios:

Gonzalo dijo...

Una corrección, en esa época no habia 0, apareció alrededor de 650dc (ver wikipedia). Entonces se cuenta
viernes: día 1
sábado: día 2
domingo: día 3
El siguiente día se cuenta a partir del amanecer, y no 24 horas.

¿Y las roscas de pascua? ¿de donde salieron? ¿será que algunas quedaron guardadas desde reyes y las encontraron (durisimas supongo) en pascuas?

Angel Gris dijo...

Supongo que pedir que la iglesia se actualice y modifique sus rezos diciendo "al segundo día resucito" es mucho pedir.
Si el Papa pretende dar un paso atrás y volver a los rezos en Latín pedirle que se actualice sería como pdir que la iglesia deje de ser iglesia.

Sin dudas las roscas de pascuas fueron un invento de los panaderos para vender los sobrantes de la época de Reyes. Toda festividad tiene su lado comercial ya desde aquella época.

Margot dijo...

Wow... Isla de Pascua... interesante...
Y yo que estando allí me llevo el día en en la hamaca tomando sol y jugo de piña... debiera andar buscando chocolate, parece más fructífero.

Angel Gris dijo...

Todavía no pude averiguar qué papel juega en todo ésto la masa pascualina... quizás alguien pueda iluminarnos.

Federico Zitelli dijo...

Muy instructivo el post, pero a todo esto, lo único productivo es el hecho que se puede comer chocolate sin remordimiento... la iglesia lo manda!!

Angel Gris dijo...

Estuve haciendo averiguaciones con respecto a la relación de los huevos y los conejos co nla pascua y por lo visto no tiene nada que ver con la religión si no con otras culturas y costumbres.
Para ésta época en el hemisferio norte están entrando en la primavera y algunos pueblos antiguos acostumbraban regalar huevos en éstos días cómo símbolo de vida (puesto que la primavera siempre se relacionó con el renacimiento y la nueva vida) y con el tiempo la costumbre se fue mezclando con el festejo de la pascua.
Los conejos eran otro símbolo de vida, dado que innegablemente son prolíferos... y vos fede debés saberlo muy bien, y en algún momento se mezclaron con huevos y pascuas.