domingo, 22 de abril de 2007

Y sin embargo se mueve

Durante años la humanida pensó que que la tierra era plana hasta que un loco navegante llamado Critobal Colón, en 1492, accidentalmente logró llegar a América en busca de las Indias.


Años después, en 1514, un astrónomo llamado Nicolás Copérnico formuló su primer modelo heliocéntrica, según el cual la tierra no era el centro del universo, como sostenía la teoría geocéntrica. En aquellos años la tecnología no era suficiente como para demostrar ni refutar lo que Copérnico decía, por lo que su modelo quedó como una simple teoría.


No fue hasta principios del siglo XVII que Galileo Galilei, con los conocimientos previos legados de Copérnico y tras la invención del telescopio pudo acercarse más a una prueba feaciente de que el modelo heliocéntrico era cierto. Pero las cosas no fueron tan sencillas como publicar los resultados de sus investigaciones y sentarse a ver cómo la gente iba abriendo sus ojos ante la innegable verdad.


La teoría geocéntrica tenía muchos adeptos fervorosos que no iban a dejar que se la tirasen a tierra así nomás. Muchos de éstos eran admiradores de Aristóteles, creador de la teoría geocéntrica, quienes se apoyaban en el prestigio que el filósofo Griego tenía como argumento para que sus ideas no pudiesen ser cuestionadas.


Otro gran grupo que estaba en contra de la investigación de Galilei era la Iglesia Católica Romana, puesto que la teoría de Copérnico iba en contra de lo que la Biblia decía sobre la creación del universo.


Durante añosLa Iglesia y los estudios de Galileo convivieron bajo la promesa de que los resultados no fuese publicados. Pero en 1632 Galileo publicó sus estudios sobre el modelo heliocéntrico y ésto llevó a la Iglesia Católica, por medio de la Santísima Inquisición, a juzgar a Galileo. Ante el tribunal de la Inquisición el astrónomo tuvo que retractarse de sus escritos para salvarse de la hoguera, destino que le espara a Giordano Bruno al ser acusado de hereje, entre otras cosas, por sostener la teoría de Copérnico. En 1933, a los 70 años de edad, Galileo Galilei fue condenado a arresto domiciliario.


La leyenda dice que cuando Galileo estaba dejando la iglesia de Santa María sopra Minerva, donde fue enjuiciado, se lo escuchó murmurar "Eppur si muove" que en latín quiere decir "Y sin embargo se mueve" como un claro símbolo de renunciamiento al rechazo que había hecho de sus propias investigaciones.


Pasan los años y me pregunto que sorpresas nos guarda el destino. Cuáles ideas que damos por verdades absolutas se convertirán en grandes equivocaciones antes de darnos cuenta. Parece adecuado dejar siempre una ventanita abierta a la duda porque nunca se sabe cuándo por ignorancia propia o conveniencia ajena se puede estar viviendo con falsos preceptos tomados como verdaderos.

7 comentarios:

Gonzalo dijo...

Me recuerda a un episodio de Friends donde Phoebe cuestiona la teoría de la evolución y a Ross se le sale la cadena por eso, su argumento era muy similar a tu último párrafo

Angel Gris dijo...

Tu amigo Benedicto XVI (léase equisvei) también se mostró en contra de la teoría de la evolución diciendo que para demostrarla habría que meter miles de generaciones en una habitación y ver qué pasa. ¿Algo así como un gran hermano generacional?.
Mi intención no es cuetionar teorías bien fundadas, sólo sugerir que conviene masticar un poco los conocimientos que nos dan antes de asimilarlos.

Adrian dijo...

Este, tenes mal una fecha. A menos que Galileo haya hecho la gran Matusalem. Creo que era 1633 y no 1933.
En fin, toda la historia que contas es desde el punto de vista del hombre "comun" de esa epoca. El tema de los conociemientos y la educacion estaba reservada para una selecta clase de la sociedad. Esa selecta clase de la sociedad no eran ningunos boluditos y en realidad se sabia de hace tiempo que la tierra era redonda y tambien que no era el centro del universo. Por cuestiones de poder es que no se "popularizaba" este conociemiento. Por ejemplo, Dante Alighieri hace alusion a una tierra redonda en su libro, la Divina Comedia, y es de principios de 1300.
Lo que me lleva a la misma pregunta que la que hiciste vos: que cosas damos por totalmente verdadderas y no lo son? Y que cosas NOS HACEN CREER que son totalmente verdaderas para manejarnos?

pd: buena entrada, se ve que estuviste leyendo. Lo que es interesante es como probaban que la tierra giraba en torno al sol.

http://es.wikipedia.org/wiki/La_divina_comedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Dante_Alighieri

Gonzalo dijo...

Phoebe dice algo como: antes pensaban que la tierra era chata, entonces descubrieron que era redonda, despues pensaban que era el centro del universo, entonces: ¡pum! gira alrededor del sol. ¿no te pusiste a pensar que tal ves esté equivocada la teoria y que alguien en el futuro tal ves venga con una mejor?
continuará cuando vuelva a casa

Gonzalo dijo...

Bueno, no podía esperar a llegar a la casa. Aquí está el porque la teoría de la evolución podría(1) estar equivocada
http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/ciencia-vs-fe.html


(1)equivocada en el sentido que en el futuro podría aparecer algo que explique mejor

Gonzalo dijo...

Maldito blogger, cortar y pegar en una sola línea:

http://www.microsiervos.com/archivo/
ciencia/ciencia-vs-fe.html

Angel Gris dijo...

Ése gráfico de "ciencia vs fe" define muy bien la postura facilista de la religión frente a ciertas cosas. Si no saben la respuesta en lugar de decir "lo voy a investigar" tiran un "Dios así lo quiso" y san se acabó.

Con respecto a lo que decía Adrian. Parece que algunos buscan que la historia se repita. En cualquier momento la educación va a volver a ser para unos pocos.