miércoles, 12 de marzo de 2008

Un GIGANTE de metro y medio


Periodista, conductor de radio y televisión, escritor, actor, productor y uno de los más famosos hincha de Vélez. Todo eso es discutible o cuando menos negociable, pero lo que nadie puede negar es que Jorge Guinzburg fue un gran humorista.


Finalmente vencido por una afección pulmonar que soportaba desde niño Jorge abandonó éste mundo hoy en horas de la mañana. El no está más entre nosotros, pero al partir nos dejó recuerdos de radio como En ayunas, El ventilador y Vitamina G, recuerdos de televisión como La noticia Rebelde, Peor es nada, Tres tristes tigres, La Biblia y el calefón, Guinzburg & Kids y Mañanas informales, en medios gráficos como el diario Clarín y las revistas Satiricón y Humor. Como así también otros recuerdos en cine y teatro.


En Peor es nada formó una dupla muy recordada junto al negro Fontova y allí entrevistaba a famosos que, para cerrar la nota, contaban su primera vez en el amor.


Y con Mañanas informales, ciclo en el que formó junto a Ernestina Pais otra pareja que quedará por mucho tiempo en la memoria, esculpió una carcajada en las mañana de la televisión Argentina, donde otros sólo habían dibujado una sonrisa.


Siempre supo escribir con humor, pero lo que personalmente más voy a extrañar es su velocidad mental y agilidad a la hora de hacer entrevistas y contestar preguntas. La forma en la que se anticipaba a cada respuesta y tiene siempre una réplica inmediata como si toda la conversación estuviese armada para que el se luzca. Y sin dudas se lucía.


Hoy lo despedimos con una lágrima, pero siempre lo recordaremos con una sonrisa.

3 comentarios:

José dijo...

un grande de verdad... me tomó por sorpresa la noticia, y bueno, mientras leía, no lo podía creer. "Peor es nada" me pareció el mejor de sus ciclos. Humoristas de humor inteligente, sin reirse de los demás, sino con los demás. En fin, un grande!

Angel Gris dijo...

No fui un gran seguidor de "Peor es nada". El programa que me gustaba era "La Biblia y el calefón", pero en los primeros años, después fue decayendo. La velocidad que tenía Jorge para pensar lo que iba a decir cuando entrevistaba/hablaba con la gente no creo que nadie más la tenga.

Gonzalo dijo...

Yo también soy de la época de peor es nada, y también vi los inicios de la biblia y el calefón... lo que pasa es que no me banco a los 'famosos', y últimamente cualquier programa que haga una entrevista están esos...