jueves, 30 de octubre de 2008

Una Navidad como D10s manda


Hace 10 años, en la ciudad de Rosario, nació la Iglesia Maradoniana y con el tiempo fue juntando adeptos alrededor del mundo. Personas de todo el mundo que tienen al fútbol como religión se suman para adorar al Dios del balompié: Diego Armando Maradona.


Hoy, 30 de Octubre, Diego Armando está cumpliendo 48 años y su Iglesia lo conmemora festejando la navidad maradoniana con una cena de noche buena el día 29 y entrega de regalos llegada la medianoche. Además festejan el año nuevo, entrando en el año 48 D.D. (después de Diego).


La Iglesia Maradoniana, entre otras cosas, cuenta con su propia Biblia (el libro escrito por el Diego), sus pascuas (el día que Maradona le hizo el gol con la mano de D10S a los ingleses), susmantos sagrados (las camisetas que usó Maradona), sus 10 mandamientos y sus oraciones. Incluso se persignan mientras rezan "En nombre de la Tota, Don Diego y el fruto de su amor".


Si me preguntan, la verdad que me parece una forma entretenida de pasar el tiempo. Por lo menos es una religión que hace ningún daño a nadie y no tiene fines de lucro.


Si uno se toma el tiempo de leer la breve historia de cómo se formó la Iglesia Maradoniana va a ver que no son unos dementes, si no un grupo de gente que le rinde tributo al más grande de todos los tiempo. Se dirá que la vida privada del 10 no es buen ejemplo. Pero nadie dijo que sea un santo, sólo el D10S del fútbol.


Y para que éste cumpleaños sea más especial, como regalo le dieron a Diego el nombramiento como director técnico de la selección argentina. Un deseo que "Pelusa" tenía hace tiempo. No era mi preferido para el cargo, pero espero que el ex capitán de la selección me demuestre que estaba equivocado y nos lleve a ganar el mundial, como lo hizo en México '86.


Feliz cumpleaños Diego. Feliz navidad y prospero año nuevo compañeros maradonianos.

2 comentarios:

Federico Zitelli dijo...

El término "sin fines de lucro" me da cierta duda, el otro día viendo televisión vi que sacaron un libro, que cobraban entradas para entrar al festejo.... o todo ésto sera "solo para cubrir gastos" (pero gastos de quien?)

Angel Gris dijo...

A nadie le obligan a comprar el libro y los festejos los hacen en un restaurant (este año creo que fue en la costanera en Buenos Aires) y sortean premios. Hay que ver qué ganancias les quedan. Pero para ser una religión sigue sin ser un negocio tan grande como otras que se rasgan las vestiduras hablando de votos de pobreza y ayudar al prójimo.