sábado, 27 de junio de 2009

Carta abierta a los votantes


Queridos Votantes:


No recuerdo cuántas veces he votado en mi vida, pero en mi documento tengo 10 sellos de elecciones provinciales o nacionales a las que habría que sumarle otras tantas de menor vuelo, como las elecciones para centros de estudiantes o autoridades universitarias.


Lo cierto es que hace yo 10 años que soy un votante más y creo que poco a poco voy entendiendo cómo son las reglas del juego. Por primera vez en estos 10 años me he detenido a leer una plataforma política para saber realmente qué propone la lista que quiero votar. Si después de ganar las elecciones cumplen o no sus promesas es otro tema.


El tema que me motiva a escribir la presente carta es el dolor de ver la situación actual del país y ver que los encargados de cambiar las cosas (nosotros, los votantes) en lugar de hacer valer nuestro voto, que es el primer paso a un verdadero cambio.


Hay varias estrategias de votos: No presentarse, votar en blanco, anular el voto, el voto castigo, el voto estratégico o útil y el voto positivo.


El no presentarse, votar en blanco y anular el voto son opciones que, sépanlo de un buena vez, sólo sirve para favorecer a los que más votos tengan. Así que si estabas pensando en una de estas alternativas porque no te decidiste por ningún partido, vas a terminar favoreciendo al más fuerte en lugar de ser un renegado que no vota a nadie.


El voto castigo consiste en votar al opositor más fuerte. Si estás en contra del gobierno de turno no lo votes, pero infórmate cuáles son las propuestas de las otras listas y elegí aquella que sientas que te identifique más. Si no va a ganar un opositor que te representa tanto o menos que el oficialismo y vas a seguir sin ser representado correctamente.


el voto estratégico, de manera similar al voto castigo, consiste en no votar al gobierno de turno, pero en lugar de votar a la propuesta que te gusta, que a lo mejor va último en las encuestas, terminas votando a al opositor que esté mas arriba en las encuestas aunque no estés de acuerdo en su propuesta y sólo lo haces para que no gane el partido gobernante. Nueva vas a darle el poder a gente que no te representa y en las próximas elecciones vas a estar de nuevo enojado con quienes deberían representarte.


El voto positivo, y es una lástima tener que explicar las distintas estrategias de voto porque ésta debería ser la única forma de votar, es simplemente dar tu voto a la lista que crees te representa mejor. Seguramente no va a haber ninguna propuesta que te represente en un 100%, pero para saberlo primero hay que saber qué propone cada partido.


Lamentablemente, y en gran parte por el alto grado de farandulización que ha sufrido la política, las campañas se centran más en desprestigiar a la competencia que en mostrar las fortalezas propias y exponer las propuestas, por lo que si uno quiere saber qué ideas tienen debe buscar las plataformas en Internet (muchas se encuentran solamente en la página de la Cámara Nacional Electoral, dentro del sitio del Poder Judicial de la Nación.


Sé que para leer las plataformas hay que tener tiempo. Pero no lleva más que un par de horas para poder elegir bien a quién nos va a dirigir por años.


Ideas como "Al final ganan los mismos de siempre", "Ese partido no gobernó nunca y no tiene experiencia" y "Son todos unos ladrones" son muy comunes al hablar de políticos. Pero no hay que tener miedo de votar. Lo peor que puede pasar es que elijamos mal, pero al menos podremos haber elegido, y aunque a los menores de 30 años nos parezca que votar es lo más normal del mundo, el derecho de elegir a nuestros gobernantes es un derecho que hemos conseguido derramando mucha sangre y perdiendo en la lucha a mucha gente cuyo único pecado fue no callar sus ideas. Por eso, en nombre de aquellos que a lo largo de la historia de nuestro país han peleado y entregado su vida para liberarnos de colonizadores y gobiernos militares tenemos el DEBER de presentarnos frente a las urnas y dar nuestro voto a la persona que pensemos nos representa mejor.


Por eso en las elecciones de mañana (y todas las elecciones que vendrán) el país entero les pide por favor VOTEN CON RESPONSABILIDAD.


10 comentarios:

Federico Zitelli dijo...

Tenes mucha razón en que hay que ser responsable al votar.
Siempre me pregunte porqué en las campañas políticas en vez de presentar sus propuestas, se encargan de desprestigiar al oponente. Me da la sensación de que hacer eso y decir el es peor que yo es lo mismo.
Yo solo creo que el voto positivo, si uno siempre piensa que el partido que queremos que gane no va a ganar y hacemos un voto negativo o en blanco, nunca va a ganar el que uno quiere.

Javier Trogliero dijo...

Muy buenas palabras hay que votar en positivo por el partido/persona que más no representa en el cual creemos que va hacer mejor las cosas y sus propuestás nos representan más y estan dentro de nuestros ideales y convicciones sin importarnos que no está primero en las encuestas o no va a ser muy votado lo que se llama votar en Positivo que vos muy bien explicaste y todo el mundo tendría que hacerlo de esa manera. Votar no se trata ha yo vote al que gano que capo que soy... aunque suena ridiculo muchos piensan de esa forma.
Ahora estamos votando diputados que representaran a nuestra provincia en la camara de Diputados de la Nación y su función es Legizlar, Fiscalizar y Gestionar o representar y los diputados elejidos son 3. Hoy hablando con mi tía sobre la votación me decía como lo vas a votar a funalo de tal no lo va a votar nadie estás desperdiciando tu voto.. ese tipo de cosas no nos tiene que importar.

María Laura dijo...

Hola! Muy buenas tus líneas.. concuerdo plenamente con tus ideas y explicasiones. Lamentablemente vivimos en un país donde muchas personas poseen razonamientos tan "limitados" a la hora de elegir a quien votar. Escuché cosas en las últimas elecciones presidenciales como "hay que votarlo a Romero porque va a ayudar a Salta y además está con Menem y en los 90 era muy fácil comprarse cosas..." Yo no voy a opinar respecto de si Romero o Menem valen la pena como posibles candidatos o no (aunque muchos deben conocer mis ideas..) Lo que quiero trasmitir es que la lógica que se utiliza para votar muchas veces es tan superficial y poco responsable que me asusta. Concuerdo también en que este derecho que tanto nos costó obtener, el de elegir nuestros representantes, debemos valoralo y saber aprovechar estas oportunidades para hacer valer nuestra opinón. Es importante involucrarse para poder construir un país mejor para todos y sobre todo para nuestros hijos.
Saludos :-)

María Laura dijo...

perdón explicaciones...

Adrian dijo...

Y si lamentablemente no te sentís identificado con ninguna de las propuestas que se presentan?
Yo creo que cualquier forma de voto es válida, inclusive votar en blanco, impugnar o hacer voto castigo. Esa es una forma de decir que no estás de acuerdo con lo que se está haciendo y que exigís un cambio. El problema es que hay tantas formas de expresar esto, que siempre terminan repartidas en las formas que nombras y a la larga no son significativas. Pero que pasaría si todo el que está disconforme se pone de acuerdo y votan en blanco? O impugnan? Creo que eso si sería un claro mensaje

Angel Gris dijo...

Votar en blanco o impugnar porque no estás de acuerdo con ninguna propuesta termina favoreciendo al que más votos tenga. En conclusión, por intentar no favorecer a nadie terminás favoreciendo al más votado.
Estoy seguro que menos del 1% de los votantes leyó todas las plataformas y se interiorizó sobre lo que cada lista propone. Así que decir que no estás de acuerdo con naide sin saber lo que todos proponen me parece que es un facilismo por no averiguar.
El emjor mensaje que se puede mandar es votar a la lista que mejor te represente, para que todos sepan qué es lo esperamos de nuestros gobernantes.

Adrian dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adrian dijo...

Usar este razonamiento: "Si después de ganar las elecciones cumplen o no sus promesas es otro tema.", tampoco es la bomba. El ejemplo mas claro de eso es Menem. Busca cuales fueron sus propuestas de campaña y fijate lo que hizo. El votar a alguien simplemente por lo que ofrece en campaña también es bastante infantil. Es lo mismo que comprar un producto porque en la propaganda te dicen que es el mejor.
La idea es que junto a las propuestas, a la trayectoria y a lo que sabes de los candidatos (salta es un pueblo, todos se conocen), recién te formes una opinión. Al menos, para mí esa es la forma en la que voto. En las elecciones que pasaron, simplemente no me convencía nadie. Y no considero una opción darle mi voto al "menos malo".
Como digo, el problema de la forma en que yo ejercí el voto castigo en estas elecciones es que hay TANTAS opciones, que al final terminan todos siendo porcentajes no significativos (sobre todo hoy en día que hay 20 partidos...)

Angel Gris dijo...

Me alegro de saber que conocías a los 13 candidatos y sus propuestas antes de votar, y así decidiste tu voto.
Gracias al voto castigo asumirán De Narváez y Olmedo, dos ejemplos de que lamentablemente se puede hacer política sólo teniendo guita.

Adrian dijo...

Si, por eso no me gusta ejercer el voto castigo eligiendo a la oposición o simplemente al primer perejil que te cruzas en el cuarto oscuro. Pero bueno, es una forma de demostrar que no se está de acuerdo, no?
En fin, creo que la política es similar al fútbol o a la religión en que cada uno esta completamente convencido de contar con la verdad e intenta convencer al resto de unirse a su ideal. Es probable que yo siga anulando mis votos hasta encontrar a alguien que medianamente me convenza y vos votando a aquel que sus promesas se acerquen mas a tus necesidades...