martes, 7 de julio de 2009

Filtros perceptivos

Damos comienzo a nuestra nuevas sección de aportes externos publicando lo que nos hizo llegar un lector y pidió que lo publicáramos de manera anónima (un anónimo con culpa y disculpa). Al parecer sus filtros le jugaron una mala pasada y cometió un error que le hizo meditar.


Nuestra manera de percibir el mundo es a través de filtros perceptivos que tienen un efecto trascendental en cómo nos sentimos. Estos filtros están constituidos por todas las presunciones que tenemos acerca de la realidad que nos rodea, nuestras creencias, las actitudes que adoptamos en relación con nosotros mismos y otras personas, las experiencias pasadas, nuestras expectativas sobre el momento actual y la manera en la cual experimentamos toda esta información.


A nosotros nos parece que estos filtros son “la verdad” o “la realidad”, ya que procesamos todo desde nuestro punto de vista y le damos nuestra propia y particular interpretación.


Si al conocer a una nueva persona la tomamos en cuenta desde la perspectiva de que será nuestra media naranja o el príncipe azul, le estaremos endilgando a ese individuo la responsabilidad de nuestra satisfacción personal y plenitud emocional. ¡Los príncipes azules destiñen! Mejor enfócate en la búsqueda de una pareja que te complemente en algunos aspectos y aumente tu sensación de plenitud y bienestar, si no estarás alimentando una relación de dependencia en la que te resulta completamente indispensable distorsionar los filtros de la realidad para que se sostenga.


Para ver el mundo de otra manera, habría que cambiar los filtros perceptivos con los que lo miramos? y la realidad cambiará de igual modo? No mirar a la otra persona como la salvación de tu vida o quien llenará un vacío existencial, para no terminar nuevamente en una desilusión.


Sólo se puede evitar ver la realidad por un tiempo determinado, y esto consume demasiada energía. Al cambiar los filtros perceptivos verás cosas que te agradan y te desagradan del otro.


Entonces es posible estar enamorado de alguien que ronca, es un tanto desordenado o se pone de mal humo..etc? estas características distintivas son las que en definitiva dan un color cálido y peculiar a las relaciones humanas.


Todo lo que hacemos para ser felices, no nos trae felicidad a veces... Puede que todas esas cosas que hacemos sean necesarias por ciertas razones y motivos. Pero ¿nos conducen al objetivo llamado FELICIDAD?. El tiempo que recibimos es nuestro, aunque no podemos quedarnos con el (me refiero al tiempo). Lo único que nos queda es lo que hacemos con ese tiempo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez alguien me dijo: "lo que el árbol tiene de florido vive de lo que tiene sepultado". Y creo que es bastante cierto.

Todos nos acomodamos los filtros a conveniencia pero tarde o temprano la realidad sale a flote. Ahí y sólo ahí es cuando ya podemos decir que hay amor si soportamos los ronquidos, el mal humor y muuuuuchas otras cosas más. Ya que los príncipes azules y también las princesas rosadas destiñen!

Sólo queda aprovechar el tiempo que tenemos, arriesgarse y jamás arrepentirse.

Anónimo dijo...

Tal cual "aprovechar el tiempo, arriesgarse y no arrepentirse" pero si no lo hicimos en su momento? hay otra chance de intentarlo? No siempre hay segundas oportunidades.

La proxima habra que mejorar los filtros...y otras cosas mas. Y aplicado no solo en el aspecto amoroso.

MissM dijo...

Aprender es un proceso que ocurre durante toda nuestra. Es nuestra naturaleza.
Seguro que aprenderemos, pero entre todas las cosas que aprendamos, ¿cuál será la más importante?...

Aunque no se trata solo de analizar, sino de observar lo que es.

"Nada es constante en un mundo inconstante".

Federico Zitelli dijo...

Es complicado, como hacer para no ver a la otra persona en un primer momento como una princesa rosa?.
Uno se arrepiente de las cosas que no hizo convencido en su momento, pero eso no quita que te puede salir bien o mal.
La Felicidad es algo complicado para definir, no creo que sea pasarla bien y reirme todo el tiempo, porque eso más que felicidad es mentira. Es disfrutar los buenos y malos momentos, y si la otra persona te ayuda en eso, esa persona te hace Feliz.