viernes, 26 de septiembre de 2008

Con billetera y siendo galán

"Es una tormenta de facha"


Hector "Bambino" Veira


Joven amante de las mujeres:


¿Piensas que con un poco de facha se tiene a las mujeres rendidas a los pies? ¿Que una billetera abultada facilita las cosas? Sí, puede que sea así (y las estadísticas demuestran que así es), pero no todos los problemas se solucionan así.


Imagínate siendo una estrella mundial del deporte, uno de los hombres más codiciados del mundo y lleno de dinero. Con todo eso cualquiera pensaría que la mujer que tenga la suerte de estar a nuestro lado nos hará la vista gorda con algunas cosas que otras mujeres no pasaría por alto.


Pongamos como ejemplo la típica situación en que vas caminando por la calle con tu novia, amante o esposa y se cruce en tu camino una señorita por la cual vale la pena darse vuelta sólo para contemplar cómo se aleja. Cuando esas posaderas se bambolean de lado a lado despidiéndose de uno es casi imposible no esbozar media sonrisa mientras se ladea la cabeza y, en muchos casos, se escapa un poco de saliva por la comisura labial. Acto seguido, tu acompañante te devuelve a la realidad con un palpable golpe en la nuca y ¿cómo hacemos para sacarle la cara de tuje? (claro que a nosotros nadie nos quita lo bailado... o visto)


¿Piensas que eso no pasa cuando se es galán y se tiene dinero? Pues te equivocas. Si no mira esta evidencia gráfica en la que se demuestra que ni el mismísimo David Beckham se salva de la represión contra esos naturales, incontrolables y gratificantes actos de "me colgué mirando una mina".






2 comentarios:

Gonzalo dijo...

jejeje si no me habrá pasado lo de las dos últimas fotos

Angel Gris dijo...

EN realidad, si ves la sucesión de fotos con detenimiento vas a ver que la indumentaria de Beckham es distinta en las primeras dos fotos y las otras tres. Sin embargo las porristas son las mismas, así que podría ser que vea a tan bellas señoritas en todos los partidos (qué hombre en su sano juicio no lo haría) y que en uno Victoria lo haya pillado in fraganti.